Recientemente han sido publicadas diferentes noticias acerca del aumento de vandalismo en las ciudades españolas con la llegada del verano. Madrid, Sevilla o Barcelona son algunos ejemplos, pero este problema no se da en todas las ciudades españolas. Ciudades como Albacete o Valladolid tienen un índice más bajo si cabe durante el período estival en cuanto a vandalismo.

Este hecho se debe a que el servicio instalado está preparado para reducir al mínimo los actos vandálicos. Por ejemplo, los bujes de las ruedas de la bicicleta llevan integrados la dinamo, los cambios y los frenos. Además dispone de elementos especiales como tornillería antirrobo o  sillín anti-extraíble.

En el caso del sistema de préstamo de bicicletas de Albacete, Albabici, el 5% de las reparaciones son por vandalismo, destacando la rotura de timbres y focos traseros, vinilos arrancados ó pintadas en mupis publicitarios. Cabe destacar que desde el comienzo del servicio en 2014 han sido robadas 2 de 124 bicicletas en total.

En el caso de Valladolid, Vallabici, la cifra de vandalismo es ligeramente superior debido a que la capital cuenta con una mayor densidad de población. En este caso, el 15% de las reparaciones son por vandalismo, destacando la rotura de focos o la sustracción de timbres o sillines. En ese caso han desaparecido 14 ciclos de las 260 iniciales al comienzo del servicio.

A pesar de los altos niveles de seguridad y calidad que presta el servicio, desde Ingenia Soluciones seguimos reivindicando con continuidad un mayor civismo a los ciudadanos de las localidades donde operamos. Principalmente por respeto al resto de usuarios habituales del servicio, que emplean la bici como alternativa al coche para ir al trabajo o a su centro de estudios.